Confiteria Del Molino

 

 

 

 

 

 

 

Just a look at this most beautiful building on the corner of Callao and Rivadavia causes your heart to break. This building is in a such a bad state of deterioration one just can’t believe this is possible. It is a perfect example of how one should not take care of his patrimonium.

 

The confiteria could almost have celebrated its 200th birthday. In 1848 two Italians, Cayetano Brenna y Constantino Rossi opened a patisserie on the corner of Rodrigues Peña and Rivadavia close to the 1st mill with steam engine in Buenos Aires (located on Plaza Lorea), and called it Confiteria del Molino.

 

In 1905 they moved to the actual location on the corner of Callao and Rivadavia. In 1911 and 1913 Brenna bought both houses on Callao 32 and the one on Rivadavia. At that time Europe was at war and a lot of buildings, churches etc were destroyed, which made Don Cayetano decide to bring over materials from Italy (doors, windows, marble, bronze objects, ceramics, and more then 150m2 of vitreaux), and build one of the highest buildings of the city.

 

In 1915 they charged the architect Francisco Gianotti with the difficult task to unite the 3 houses and construct the highest building of Buenos Aires, without closing the confiteria. They used metal columns to built a skeleton above the confiteria so that it could still attend to their clients without any problem.

 

Gianetti build this majestic palace with it’s 6 floors and 3 subsoils, that gave room to a patisserie, a deli, a tearoom, ballrooms, kitchens, refridgerated rooms, storage rooms and private apartments, in about a year time.

 

Some details were premoulded, like the stairs and the cupola. They put glass-canopy, marbles, bas-relief, stained-glass windows, and a replica of the arms of a mill in iron on the top, which is until today the recognisable symbol of the Confiteria. It is a fine work of art-nouveau, that was inaugurated on the 9th of July in 1916.

 

It soon became the place to be for the bourgeoisie to meet and have debates about politics, literature and art, while eating delicious pastries.

 

All this changed when Brenna died in 1938. It was then run by Renato Varese until 1950 and by Antonio Armentano until 1978, who sold the business to someone who turned out to be bankrupped.

 

At that point the grandchildren of Cayetano Brenna saved the historical patrimonium and put it back to life, although without the grandeur of the past era. They introduced a bar, a counter with fast food, but maintained the original style of the interior.

 

On the 23th of October 1997, after 137 years of existence, the confiteria closed its doors “for holidays” but never opened it’s doors again. Beaten up by the economical changes. And the deterioration of the building that had started long before -in 1963 one of the balconies fell down!- continued even stronger.

 

This area in the center of Buenos Aires was included in a list of 100 places in the world that are about to get lost, made by the World Monuments Fond. Above this it was declared protected historical monument of Argentina in 1997 and it is on the list of UNESCO’s art-nouveau patrimonium. But all that couldn’t save the building, yet.

 

Gone are external ornaments of bronze, the dome shows with obvious vulnerability of the structure, stained glass and lamps show signs of treacherous attacks, external mouldings have disappeared, the walls are damaged, and corrosion is destroying all metallic elements.

 

This does not mean that nobody cares. There have been several plans to save the building but upto now not one succeeded.

 

In 2009 member of Parliament Teresa de Anchorena proposed a law to expropriate the confiteria and the ballrooms, in order to give it into a concession. The 5 top floors that are private apartments would not be touched. The concession fee would then cover the restoration works of the facade, the cupola and the interiors.

 

Mrs de Anchorena wasn’t the first, nor was she the last. Someone proposed to change it into a hotel. Another one wanted to expropriate it completely. One preposition followed the other, but without any result.
There are also rumours that the Brenna family has a project of restoration, but nobody ever confirmed this.

 

At one point members of parliament put all the different prepositions together into one ; the expropriation of the whole building. The subsoils, the ground floor and the first floor would be restored into it’s original state, as a confiteria. The top floors would be used to promote cultural, artistic and educational projects.
This project also includes a commission that will control the works of restoration, the planning and the execution of the works, and later, of the cultural activities.

 

The parliament has voted a law that would make expropriation possible, but up to today this law still has to go through the senate (l2924-D-2006).

 

The senators Samuel Cabanchik and María Eugenia Estenssoro presented 2 laws that are being discussed in parliament starting off last May 2011.

 

Daniel Filmus, candidate to be the next mayor of Buenos Aires, promised that if he would be elected, he will support the project of Samuel Cabanchik, knowing the restoration of the Confiteria is an important issue for the porteños.

 

Today, almost 15 years after the closure of this unique building, we can only hope that the government will soon come to an agreement and that the necessary laws will be voted, and then maybe, just maybe, the Confiteria del Molino will come back to life and into its former splendour. Let’s just cross our fingers and hope. That’s all we can do.

 

 

 

Just for those who are interested : the complete text of the laws to be discussed in parliament.

textos completos de los proyectos:

(S-2292/10)
PROYECTO DE LEY
El Senado y Cámara de Diputados,…
ARTICULO 1º.- Declárase de utilidad pública, y sujeto a expropiación, por su valor histórico y cultural el inmueble de la “Confitería del Molino”, ubicado en Av. Rivadavia 1801/07/15 esquina Av. Callao 10/20/28/30/32 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, identificado según mensura bajo la nomenclatura catastral: Circunscripción 11, Sección 9, Manzana 74, Parcela 23.
ARTICULO 2º.- Autorízase al Poder Ejecutivo Nacional a adquirir dicho inmueble a un precio que no exceda lo establecido por el Tribunal de Tasaciones de la Nación, conforme al Título IV de la Ley 21.499
ARTÍCULO 3°.- El Poder Ejecutivo Nacional transferirá sin cargo al patrimonio del Congreso de la Nación el inmueble identificado en al Artículo 1° de la presente ley.
ARTÍCULO 4°.- Creáse en el ámbito del Poder Legislativo de la Nación la Comisión Administradora del “Edificio del Molino”, que oficiará como su órgano de representación, dirección y administración. Dicha comisión estará integrada por:
a) Los Presidentes del Honorable Senado de la Nación y de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación;
b) Los Presidentes y Vicepresidentes de las Comisiones de Educación y Cultura de ambas Cámaras.
ARTÍCULO 5°.- El citado inmueble será destinado a las siguientes actividades:
a) El subsuelo y la planta baja deberán ser concesionados para su utilización como confitería, restaurante, local de elaboración de productos de panadería, pastelería o cualquier otro uso afín a dichas actividades
c) El resto del edificio deberá consagrarse a:
1) Un museo dedicado a la historia de la “Confitería El Molino” y el rol que esta tuvo en el crecimiento y consolidación de la democracia argentina;
2) Un centro cultural a denominarse “De las Aspas”, dedicado a difundir y exhibir la obra de artistas jóvenes argentinos que no haya sido expuesta públicamente en ningún medio.
ARTICULO 6°.- Los recursos económicos obtenidos como fruto de la concesión, así como aquellos productos del funcionamiento del museo y del centro cultural se destinarán preferentemente a la gestión y mantenimiento del edificio.
ARTÍCULO 7°.- El Poder Ejecutivo Nacional deberá contemplar en la partida del Presupuesto Nacional los recursos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en la presente ley, incluyendo en ella los gastos de reparación y puesta en valor del edificio.
ARTÍCULO 8 ° Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Samuel M. Cabanchik
FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
La Asociación internacional World Monuments Fund, la organización privada sin fines de lucro más destacada, dedicada a la conservación del patrimonio histórico, artístico y arquitectónico a nivel mundial, incluyó en su listado de cien sitios culturales en peligro al centro de Buenos Aires, y dentro de él, a la mítica “Confitería del Molino”.
Este enclave nació en el año 1848 a cien metros de su actual emplazamiento, en las calles Federación y Garantías (actuales Rivadavia y Rodríguez Peña). En ese entonces era conocido como “Confitería del Centro”. En 1858, los italianos Constantino Rossi y Cayetano Brenna adquirieron la confitería y la rebautizaron “Antigua Confitería El Molino”, por su cercanía al molino Loera, instalado entonces en un sector de la Plaza de los dos Congresos.
En 1904, Cayetano Brenna compró la esquina de Callao y Rivadavia y posteriormente los edificios de Callao 32 y Rivadavia 1815. En 1917, decidido a remodelar y dar brillo a la confitería. Hizo traer de Italia todos los materiales y elementos indispensables para encumbrar su negocio con vitraux, cristalería, mosaicos, mármoles y aberturas.
Algunos vestigios de esta suntuosa construcción aún se ven en las puertas de acceso a las viviendas, adornadas con finas imágenes felinas; en la escultura cobijada en la hornacina de la fachada principal; en las cerámicas de oro -todavía deseosas de resplandecer en la mansarda- y en las aspas pétreas del molino simbólico. La
monumental obra fue encomendada al arquitecto Francisco Gianotti, cuya empresa familiar proveyó varios de estos elementos decorativos. De acuerdo al plano de Gianotti, los tres subsuelos, la planta baja y el primer piso serían ocupados por el local comercial —sector de panificación, bodega y depósito; confitería y salón de fiestas, respectivamente— y los demás pisos, por viviendas y oficinas. Así, desaparecía la “Antigua Confitería del Molino” de Rossi y Brenna para dar paso a la rutilante pastelería de estilo art nouveau ubicada frente al edificio del Congreso de la Nación.
Dentro de las exquisiteces que se degustaban en el lugar a la hora del té, se encontraban los merengues, el marrón glasé, el “Panettone de Castañas” y el “Imperial Ruso”, (conocido en Europa como “Postre Argentino”), que había sido creado por Don Cayetano Brenna en 1917, en solidaridad con la familia real rusa.
Se cuenta que fue aquí donde habría nacido el famoso postre “Leguizamo” (una base de bizcochuelo y hojaldre, con merengue, marrón glasé, higos glaseados, crema imperial con almendras, dulce de leche y recubierto con fondant, grana de chocolate y almendras picadas); un pedido de Carlos Gardel al maestro repostero para regalar a su amigo el jockey Irineo Leguizamo.
La Confitería fue el sitio de encuentro predilecto de la sociedad burguesa de principios y mediados del siglo pasado. Artistas e intelectuales sucumbieron ante las delicias que ofrecía la flamante Confitería revestida con mármoles italianos y detalles en bronce. Eva Perón, Lisandro de la Torre, Alfredo Palacios, Carlos Gardel, Leopoldo Lugones y otras figuras sobresalientes de la historia civil y política argentina también se dieron cita allí para degustar los merengues, el panettone de castañas y los tés y los cafés que don Cayetano se encargaba de servir personalmente.
Por su ubicación geográfica, el edificio padeció los vaivenes que desde siempre caracterizaron a la vida política del país, y en 1930 fue incendiado durante el golpe de estado que derrocó al gobierno constitucional de Hipólito Yrigoyen. Posteriormente, la Confitería fue reconstruida; pero ocho años después, la muerte de don Cayetano fue una señal de lo que sucedería en las décadas venideras. La Confitería pasó a manos de diferentes dueños, luego se vendió el fondo de comercio y la marca y, al poco tiempo, los compradores presentaron la quiebra. Es allí cuando los nietos de Brenna recuperaron la Confitería y lograron revivirla. Sin embargo, durante los años 90, la terrible competencia comercial destrozó las esperanzas de prosperidad y en 1997 la Confitería del Molino cerró definitivamente.
El proyecto de ley que aquí presento aspira a cumplir múltiples funciones. En primer término, se trata de recuperar el patrimonio
histórico de la ciudad, de modo tal de poder volver a contar con uno de sus principales exponentes del art nouveau.. La reapertura de la confitería no sólo permitirá a los vecinos de la ciudad de Buenos Aires y a sus visitantes disfrutar de este tradicional paseo, sino que además servirá para la gestión y mantenimiento del edificio, dado que parte de las ganancias obtenidas por la confitería concesionada deberán destinarse a tal fin.
En segundo término, la creación de un museo que tenga como eje principal a la “Confitería del Molino”, resultará una forma alternativa de retratar parte de la historia de la Ciudad de Buenos Aires y de la política nacional de una forma vivencial. El hecho de que la confitería y el museo funcionen en el mismo edificio hará del recorrido histórico una experiencia multisensorial. De este modo, sus visitantes podrán evocar y –literalmente- degustar fragmentos de la historia nacional en los que el edificio de la esquina del Congreso de la Nación adquirió un rol preponderante. En este sentido, no debe olvidarse que la “Confitería del Molino” ha sido escenario de reuniones de diputados y senadores nacionales a lo largo de sucesivos períodos legislativos, así como también fue sede de las primeras reuniones del “Foro del pueblo argentino contra el terrorismo de estado”, convocado en 1983 por las Madres de Plaza de Mayo, la Asamblea por los Derechos Humanos, la CGT y la Asociación de familiares detenidos y desaparecidos.
En tercer lugar, y en clara sintonía con el rol en la escena cultural y artística que la confitería solía ocupar –escritores de la talla de Roberto Arlt u Oliverio Girando (quien incluso lo menciona en su poema “Las chicas de Flores”) han sido sus habitués-, la iniciativa propone la creación del Centro Cultural “De las Aspas”, en donde se expondrán obras de artistas jóvenes nacionales que no hayan sido expuestas públicamente en ningún otro medio. Asimismo, desde el centro cultural, se fomentará el debate sobre las artes y las letras, ya sea a través del dictado de talleres y conferencias, así como a través de la organización de concursos y el otorgamiento de becas, entre otras iniciativas. Asimismo, considero que su proximidad al Congreso Nacional facilitará la sinergia en la coordinación y el intercambio entre los distintos gobiernos provinciales para la realización de eventos y exposiciones en la capital de la República.
Consecuentemente con lo expresado, la gestión del edificio estará a cargo de una Comisión Administrativa, creada en el ámbito del Poder Legislativo Nacional, integrada por los Presidentes de la Cámara de Diputados y la de Senadores, así como también por los Presidentes y Vicepresidentes de las comisiones de Educación y Cultura de cada una de ellas. Esto permitirá una mayor participación de las provincias en la gestión de un edificio tan importante para el patrimonio histórico-político nacional y, tal vez, hasta un desplazamiento de esa cooperación hacia el área de la cultura y las letras, posibilitando por
ende un mayor intercambio artístico que enriquezca a todo el pueblo argentino, ya sea a través del debate de ideas, como de la difusión de la producción de nuestros jóvenes artistas.
Por todo lo anteriormente expuesto, solicito a los señores senadores me acompañen con su voto para la aprobación de esta iniciativa.
Samuel M. Cabanchik

(S-0707/11)
PROYECTO DE LEY
El Senado y Cámara de Diputados,…
ARTICULO 1º.- Declárase de utilidad pública por su trascendencia histórico-cultural nacional , y sujeto a expropiación, el Edificio del Molino, ubicado en la Avenida Rivadavia 1801/1807/ 1815 esquina Av. Callao 10/20/28/30/32 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, inmueble identificado según mensura bajo la nomenclatura catastral: Circunscripción 11, Sección 9, Manzana 74, Parcela 23.
ARTICULO 2º.- Decláranse de utilidad pública y sujeto a expropiación los bienes muebles e instalaciones originales existentes del inmueble citado en el art. 1º y los bienes intangibles de la Confitería del Molino, que incluyen la marca “Del Molino”, clase 42 (Res.1590589) registrada en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial por Nietos de Cayetano Brenna S.A.
ARTICULO 3º A los fines de la indemnización correspondiente, el valor de los bienes determinados en los artículo 1º y 2do será fijado conforme a las estipulaciones de la Ley 21.499, sobre el Régimen de expropiaciones, por el Tribunal de Tasaciones de la Nación o las oficinas técnicas competentes que se designaran, pudiendo solicitarse la apoyatura y asesoramiento de otras entidades públicas o privadas.
ARTICULO 4º,. El Poder Ejecutivo Nacional deberá contemplar en la partida del Presupuesto Nacional en el ejercicio financiero de su entrada en vigencia los recursos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en la presente ley, incluyendo en ella los gastos de reparación y puesta en valor del edificio.
ARTÍCULO 5º El Poder Ejecutivo Nacional procederá a la restauración integral y puesta en valor del inmueble expropiado para luego proceder a transferir sin cargo dicho edificio al patrimonio del Congreso de la Nación.
ARTICULO 6 º Una vez transferida la titularidad dominial del referido inmueble al Congreso de la Nación, la planta baja, los subsuelos y el primer piso con sus bienes muebles e inmuebles serán concesionados por el Congreso de la Nación para su uso exclusivo como Confitería, Café Cívico, Restaurant, Elaboración de productos
varios y usos complementarios permitidos por la normativa vigente, resguardando la función histórica del espacio en cuestión.
Los términos de la concesión deberán resguardar la recuperación y conservación integral de las características edilicias, ornamentales artísticas y funcionales de lo que fue la confitería de “El Molino” y su actividad comercial.
Los pisos superiores serán destinados al Congreso de la Nación, quien podrá destinarlos a usos de actividades de extensión legislativa o aquellos vinculados a la cultura y en particular a la memoria, el compromiso cívico y las prácticas de la democracia en relación a la función inherente al Poder Legislativo Nacional.
ARTICULO 7º .- Se conformará una Comisión Bicameral ad honorem, integrada por seis miembros, 3 del Senado de la Nación y 3 de la Cámara de Diputados de la Nación; respetando en su integración la proporción propuesta por los bloques parlamentarios.
La duración de los cargos será de cuatro años, pudiendo ser reelectos.
La Comisión dictará su propio reglamento interno y designará un presidente y un vicepresidente que la representarán ante terceros.
La administración y el usufructo de los bienes citados en el art. 1º y 2º, así como todos los usos que se puedan definir para los pisos superiores del inmueble serán responsabilidad de la nombrada Comisión que deberá presentar un informe anual, sujeto a aprobación, ante ambas cámaras.
ARTICULO 8º Comuníquese al Poder Ejecutivo.
María E. Estenssoro.-
FUNDAMENTOS
Sr. Presidente
La Confitería del Molino, cerrada desde el año 1997, fue testigo privilegiado de la vida política argentina. Ha sido declarada Monumento Histórico Nacional por Decreto Nº 1110/97 y forma parte del Área de Protección Histórica Nº 1 San Telmo- Avenida de Mayo desde 1992, y catalogada con Nivel de Protección Estructural. Por lo cual nadie puede dudar de su trascendencia como patrimonio histórico artístico y espacio testigo de la vida cívica argentina y de la evolución institucional de la República.
Ubicada en la esquina de Callao y Rivadavia entabla un diálogo simbólico con el Palacio de los Dos Congresos realizado por el arquitecto Víctor Meano y la plaza homónima.
Es un espacio único en Buenos Aires en el que se instaló la “Confitería del Centro”, el 28 de febrero de 1905, rebautizada como “Confitería del Molino” en recuerdo al primer molino harinero instalado en la zona aledaña. El edificio era propiedad de Cayetano Brenna y constaba de una vivienda de dos pisos con negocio a la calle y tres subsuelos en los que se producía la pastelería que se consumía en la confitería.
El actual edificio fue diseñado por el arquitecto Francisco Teresio Gianotti en estilo Modernista, con una superficie de 6000m2, respetando los subsuelos originales y fue inaugurado hacia 1917. Gianotti se propuso crear un edificio único y original, de fuerte presencia visual, con una alta torre en la ochava que refleja la luz solar en los vitrales y cerámicas doradas, imagen poco frecuente en los edificios de la ciudad. Las aspas del molino se transformaron con el paso del tiempo en un mandala urbano y la marquesina con piñones de hierro colgantes y los relieves escultóricos le otorgan, desde lo simbólico, un rol emblemático distintivo.
Su emplazamiento y sus características morfológicas lo transforman en un hito del patrimonio arquitectónico nacional.
El arquitecto cuidó todos los detalles de diseño: los vidrios y herrajes de las ventanas, las puertas, los vitrales. Logra una riqueza visual por la pluralidad de materiales utilizados (cerámicas, mosaicos, mármoles, vitrales, metales) conformando un todo entre el diseño exterior de la fachada, el manejo del espacio y la riqueza cromática de la ornamentación.
Como confitería era conocida por varios postres como el Imperial Ruso, los merengues, el marrón glasé y el postre Leguizamo, que servía, vestido de levita, Don Cayetano Brenna personalmente.
Desde sus inicios por la proximidad con el Congreso de la Nación fue un lugar elegido por legisladores y políticos para continuar los debates y discusiones fuera del recinto de sesiones. Su historia acompaña la historia nacional y durante el golpe de Estado de 1930 la confitería paso a ser un escenario de violencia entre los jóvenes radicales y los seguidores del general Uriburu. El lugar quedó deteriorado por más de un año y debió ser restaurado.
En 1983 en sus salones se reunió el Foro del Pueblo Argentino contra el Terrorismo de Estado, convocado por las Madres de Plaza de Mayo, la Asamblea por los Derechos humanos, la Confederación General del Trabajo de la Nación y la Asociación de familiares de detenidos y desaparecidos.
Por sus salones pasaron personalidades internacionales como el príncipe Humberto de Italia y el Príncipe de Gales y cientos de
anécdotas conforman la historia oral nacional con referentes de la vida política como Alfredo Palacios, Agustín P. Justo, Marcelo T. De
Alvear, Eva Perón y Juan Domingo Perón. La presencia cultural dejó testimonios imborrables documentados en varias publicaciones y libros con figuras como Roberto Arlt, Aníbal Troilo, Tita Merello, Carlos Gardel e Irineo Leguizamo, entre muchos otros.
El edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1997.
Quienes frecuentan y circulan por la zona vivencian el vacío y la nostalgia que esta tradicional esquina nos produce a los ciudadanos al ver el edificio cerrado y abandonado en acelerado proceso de deterioro. Los medios de prensa y comunicación se han hecho eco de los reclamos de la sociedad y difunden permanentemente el estado de situación de riesgo del inmueble, así como también organizaciones internacionales como World Monuments Fund y ONG locales como “Basta de Demoler” denuncian y organizan múltiples actividades para concientizar a la población y a los legisladores sobre la trascendencia de este edificio para el patrimonio y la memoria nacional.
El estado debe asumir el rol indelegable de preservar para las generaciones futuras el patrimonio histórico cultural de este edificio declarado Monumento Histórico Nacional, promoviendo un uso vinculado a su historia e identidad.
Por todo lo enunciado, solicito a los señores senadores me acompañen con su voto para la aprobación de este proyecto de ley.
María E. Estenssoro.-

About these ads

2 Comments on “Confiteria Del Molino

  1. Pingback: dond

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 159 other followers

%d bloggers like this: